18
feb
08

Aspectos socioculturales, rasgos y tendencias de la literatura desde 1939

La literatura de la posguerra

En 1939 se suele datar el inicio de una nueva etapa de la historia del pensamiento español. A partir de la victoria nacional en la guerra civil se produce una estrechísima relación entre el nuevo ordenamiento jurídico y la vida intelectual.

En conjunto, la literatura de los años cuarenta es de una acusada pobreza y hoy no tiene mayor interés que el de un documento de época. Solamente la poesía alcanza mayores niveles de calidad en estos años, destacando sobre todo Aleixandre y Dámaso Alonso. Sin embargo, los casos de Aleixandre y Dámaso Alonso no constituyen sino fenómenos aislados y prominentes en un ambiente de apatía intelectual y de mediocridad creativa.

Una serie de acontecimientos políticos cierran la década de los cuarenta y abren un nuevo periodo en el que se producen notables transformaciones socioeconómicas y se manifiestan públicamente actitudes críticas frente al Régimen. No hubo en toda esta época ninguna voluntad política de apertura, pero los condicionamientos externos obligaron a emprender caminos de mayor modernización económica que, a la larga, acarrearon una renovación de la sociedad española.

La normalización de un masivo turismo internacional descubrió la existencia de una moral y unos hábitos muy diferentes a los de nuestra colectividad, y ningún obstáculo pudo oponerse a su difusión a causa de los intereses económicos que iban emparejados. El inicio del futuro desarrollo industrial ocasionó grandes transformaciones sociales, como los movimientos migratorios que despueblan el campo y producen los suburbios proletarios de las grandes ciudades, o la emigración a Europa de un elevado número de trabajadores. Además, a esto se le une la desaparición de las cartillas de racionamiento a comienzos de la década de los cincuenta, poniéndose el punto y final a la autarquía establecida tras la guerra.

En esta misma década, España comienza a abrirse al mundo debido a la suspensión del veto diplomático contra España por parte de las Naciones Unidas, lo que supone el fin del aislamiento y la incorporación del país dentro de la comunidad internacional (admitida en la UNESCO en 1952 y en la ONU en 1955), al tiempo que se produce el restablecimiento generalizado de las relaciones diplomáticas.

Las barreras censoras siguen siendo fuertes, aunque ya no son impermeables, pues resultará a partir de ese momento más difícil impedir el contacto con el resto del mundo. Los escritores serán muy receptivos de todos estos sucesos y, sobre todo, los jóvenes que por entonces inician su carrera los aprovecharan para viajar al extranjero y nutrir sus ansias de información. También irán llegando publicaciones y libros (aunque de manera subrepticia y con muchas dificultades) que permiten difundir algo de lo más significativo de la cultura occidental.

Durante los años cincuenta coinciden dos grupos generacionales de escritores distintos, por una parte estaba la primera promoción de posguerra (generación de combatientes), y por otra parte estaba la segunda generación de posguerra (niños de la guerra).
La generación de mediados de siglo está integrada por un nutrido grupo de escritores que pudieron ser presentados de forma unitaria porque en ellos coinciden rasgos biográficos y estéticos tan acentuados que forman un auténtico grupo, promoción, generación o como se la quiera designar.

El primer rasgo distintivo es una cronología que sitúa sus fechas de nacimiento en la década de los años treinta, lo que les convierte en la primera generación de escritores que no había combatido en la guerra (los niños de la guerra). Llegaron a considerarse en su época de madurez como víctimas de la guerra, herederos morales de los vencidos y espectadores críticos de una degradada situación sociopolítica derivada de la contienda civil.

Su segundo rasgo importante es el período de tiempo en el que comenzaron a publicar, siendo sus primeras colaboraciones en periódicos y revistas en los años finales de la década de los cuarenta, aumentando su presencia durante los años cincuenta como un fenómeno vivo de nuestras letras, para finalmente defender públicamente una nueva concepción de la literatura.

Un último rasgo es la postura realista de carácter crítico y de intencionalidad política de los autores de esta generación.

La literatura en el exilio

Paralelamente a la literatura que se producía dentro de España, entre los escritores que se marcharon al exilio tras la guerra civil también se crea una literatura que supone la continuidad de la literatura que se dio durante la Edad de Plata (primer tercio del siglo XX).

Los escritores del exilio, al contrario que los escritores que permanecieron en España, podían escribir sobre lo que quisieran, ya que ellos no sufrían la censura que existía en España durante la posguerra.

Los exiliados estaban obsesionados con su problema, la derrota en la guerra civil, y con una búsqueda de una explicación que responde el por que la perdieron de esa forma, razón por la cual los exiliados no se interesaron por los asuntos y los problemas de los lugares en donde vivían.

La idea principal que se daba en la mayoría de ellos era la creencia de que la situación de España tras la guerra no sería duradera, y así de esta manera podrían regresar. Sin embargo, a mediados de los años cuarenta las esperanzas de regresar desaparecieron por completo, lo que provocó que los autores del exilio comenzaran a centrarse en los temas universales (como el amor).

About these ads


Apuntes disponibles en PDF


Los apuntes que se vayan finalizando serán alojados en un servidor externo en internet para posibilitar su descarga por parte de cualquier visitante y su posterior impresión.

Los apuntes serán alojados en formato PDF para facilitar su difusión e impresión. Al estar en PDF, necesitareis el programa Adobe Acrobat Reader para poder leerlos e imprimirlos.

De momento los únicos que están accesibles de esta forma son los apuntes de Literatura Española del siglo XX, aunque en el futuro se irán añadiendo los de otras asignaturas. Para descargarlos solo tienes que hacer click en el enlace de la asignatura (en este caso Literatura Española del siglo XX) que se encuentra en el apartado Literatura Española.

Este enlace te dirigirá a una página que te permitirá la descarga gratuita de los mismos.

Aviso a los visitantes


Últimamente he tenido algunos problemas con el Akismet, que hacían que algunos comentarios fueran clasificados como spam. Algunos comentarios que no eran spam los he podido salvar antes de que fueran borrados, pero hay 2 o 3 comentarios que han sido eliminados automáticamente por el sistema sin que yo pudiera verificarlos antes.

Si has realizado algún comentario y no lo ves publicado en el apartado Foro, vuelve a enviarmelo (a ser posible tanto por el sistema de comentarios del propio blog como en una copia por e-mail a mi cuenta de correo electrónico personal, cuenta que esta indicada en el apartado Autor).

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: