15
dic
07

La épica medieval (1)

La épica medieval. Orígenes

Cuando se quiso ordenar con un criterio histórico y genérico la literatura vernácula de los comienzos, se asocio estrechamente la poesía épica de los mismos con la actividad de los juglares “de gesta”, que interpretaban las canciones o “cantares de gesta”

Los cantares de gesta se reúnen en un grupo genérico dentro del concepto de la épica. La poesía épica narra el curso de una acción propia de un héroe. El nombre de epopeya sirve para designar el conjunto de estas obras. El héroe realiza la acción heroica, y la literatura expresa la admiración del público creando una poesía de acción y aventuras, de valientes empresas y nobles ejemplos.

Características

Las obras de esta épica heroica se difundieron por medio de los juglares, y por eso se califican de orales, pero también llegaron a escribirse en determinadas ocasiones. Son poemas extensos, de curso narrativo, dispuestos en series de versos anisosilábicos, cerrados con rima asonante. La materia del contenido de los poemas son argumentos en los que los personajes nobles, por motivos de su condición, en un lugar y un tiempo establecidos, realizan hechos referentes a hazañas de guerras, combates contra enemigos diversos, casos en los que la vida social del héroe central de la obra.

Estas obras se denominan gestas (relatos de hechos), nuevas (hechos importantes que constituyen una noticia que debe correr de boca en boca), cantares (por ser obra que los juglares interpretaban según una manera rítmica) que, para distinguirlos de otras clases, se llamaron cantares de gesta.

La grave dificultad que existe en el estudio de la épica medieval española es la gran escasez de obras que de ella existe, apenas conservamos textos. La cuestión implica los dos agravantes del caso:
-La escasez de textos propios del periodo primitivo.
-La mayor pobreza que dentro de esta escasez general presenta la literatura española.

Los juglares difundieron los cantares de gesta por la vía oral, interpretando los textos ante el público que reunían en torno a ellos. Existía una tradición que consistía en que el público reconocía el grupo genérico de la épica como una manifestación literaria propia de la comunidad. Esta propiedad llevaba consigo la identificación de los cantares sin que existiesen textos escritos, y su persistencia en el gusto del público.

Periodización

El desarrollo de la épica en una lengua vernácula pasa por tres fases diferentes:
-Épica oral tradicional (de la que no se ha conservado ningún ejemplo en español).
-Épica semi-literaria registrada por un poeta-escriba (cuyo ejemplo en español es el Cantar de Mío Cid).
-Épica literaria (en español representada por obras como el Libro de Aleixandre y el Poema de Fernán González).

Menéndez Pidal establece en el desarrollo de la épica juglaresca un primer período que llama “primitivo”, y que comprende desde las primeras obras del grupo genérico hasta aproximadamente 1140 (fecha a la que atribuye Menéndez Pidal la aparición del Poema del Cid).

En la época de los grandes poemas épicos el rasgo distintivo es el influjo recibido por los juglares españoles procedente de los poemas épicos franceses, unido al propio desarrollo autóctono de los poemas españoles con formas ya aseguradas por el cultivo del grupo genérico.

Temas de los cantares de gesta

A pesar de que hay pocos cantares de gesta que se han conservado hasta la actualidad, se conoce la temática de la mayoría de los cantares de gesta que han existido (incluidos los que no se han conservado hasta nuestros días).

Los temas principales de los cantares de gesta son:
-Cantar del rey Rodrigo y de la pérdida de España (perdido).
-Cantar del conde Fernán González (perdido).
-Cantar de la condesa traidora y del conde Sancho García (perdido).
-Romanz del infant García (perdido).
-Gesta de Ramiro y García, hijos de Sancho el Mayor (perdido).
-Cantar de la muerte del rey Don Fernando (perdido).
-Cantar de Sancho II y cerco de Zamora (perdido).
-Cantar de la Jura de Santa Gadea (perdido).
-Cantar de los 7 infantes de Lara (reconstruido casi íntegramente a partir de crónicas).
-Cantar de la mora Zaida (perdido).
-Cantar de Bernardo del Carpio (perdido).
-Gesta del abad Don Juan de Montemayor (perdido).
-Cantar de Roncesvalles (se conserva solo un fragmento de 100 versos).
-Cantar de las mocedades de Rodrigo (se conserva solo un fragmento de 1164 versos).
-Cantar de Mío Cid (conservado casi en su totalidad).

About these ads


Apuntes disponibles en PDF


Los apuntes que se vayan finalizando serán alojados en un servidor externo en internet para posibilitar su descarga por parte de cualquier visitante y su posterior impresión.

Los apuntes serán alojados en formato PDF para facilitar su difusión e impresión. Al estar en PDF, necesitareis el programa Adobe Acrobat Reader para poder leerlos e imprimirlos.

De momento los únicos que están accesibles de esta forma son los apuntes de Literatura Española del siglo XX, aunque en el futuro se irán añadiendo los de otras asignaturas. Para descargarlos solo tienes que hacer click en el enlace de la asignatura (en este caso Literatura Española del siglo XX) que se encuentra en el apartado Literatura Española.

Este enlace te dirigirá a una página que te permitirá la descarga gratuita de los mismos.

Aviso a los visitantes


Últimamente he tenido algunos problemas con el Akismet, que hacían que algunos comentarios fueran clasificados como spam. Algunos comentarios que no eran spam los he podido salvar antes de que fueran borrados, pero hay 2 o 3 comentarios que han sido eliminados automáticamente por el sistema sin que yo pudiera verificarlos antes.

Si has realizado algún comentario y no lo ves publicado en el apartado Foro, vuelve a enviarmelo (a ser posible tanto por el sistema de comentarios del propio blog como en una copia por e-mail a mi cuenta de correo electrónico personal, cuenta que esta indicada en el apartado Autor).

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: